Poema «La vida»

En la red social Branly, un joven estudiante pide ayuda con un poema en el que convivan los recursos literarios aliteración, anáfora, repetición, rima y símil.


Vida, ¿cómo estás, mujer? Permíteme, con pe de poema, escribirte unas delicadas y sentidas líneas que se me ocurrieron cuando sentí tu brisa sobre mi mejilla. ¡Qué rico beso, vida!, vida que te vas volando…

Mientras leía la solicitud en la red social, de inmediato recordé mis clases de la materia Redacción 4, donde aprendí mucho más de los recursos estilísticos que ya conocía, por allá por el sexto grado, luego el noveno grado, hasta el sol de mis días cuando sigo enamorado de la retórica de estos recursos.

Fue así como nació este pequeño poema que titulé sencillamente La vida.


Nubes blancas como leche
van volando, van volando
y la brisa que envejece
va cantando, va cantando.

La vida viene y va volando,
volando va hasta la muerte.


Este dibujo hecho a lápiz es de la artista plástico Patty Rocha | Google Imágenes

También te invito a leer: Amor de mil noches.

Recursos literarios | Universo gramatical

En el poema La vida podemos ver los siguientes recursos literarios:

La aliteración no es más que la repetición de uno o varios fonemas (sonido de una letras o sílabas) con la intención de producir un efecto sensorial. Fonemas que se aliteran aquí son: ando / la V en sus distintas apariciones: va, vi, vo. 

La anáfora es la repetición de una o varias cláusulas (palabras) justo al iniciar una oración. 


Mientras la aliteración repite un sonido, la anáfora reitera una expresión. Ambas buscan reforzar una idea

La repetición es el énfasis de una idea o expresión para darle mayor interés o destacarla frente a otras: van volando, van volando / va cantando, va cantando / va volando, volando va.

La rima es sencilla: hacer coincidir, al final de la línea versal, las sílabas. Hay muchísimas formas de rimar. Dos de las que podemos mencionar acá son: la rima consonante (la que se da cuando coinciden las mismas sílabas [vocales y consonantes]) y la rima asonante (cuando coinciden las mismas vocales): El símil viene a ser la comparación de una cosa con otra, empleando el nexo «como». Lo vemos en: Nubes blancas como leche. Es decir, las nubes son blancas como el color de la leche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *