Amarnos con alma de hierro | Alkimia Kinestésica

No sé si cometa un exceso o si me estoy deslizando por un tobogán en el que al final no encuentre unos brazos que me sostengan; pero aquí voy…

¿Cómo ocultar lo que está pasando en el país congestionado y enfermo? ¿Cómo esconder la mirada detrás de cristales oscuros para camuflajear las tristezas? ¿Cómo vestir de alegría los ojos que se desorbitan por la desesperanza? —me pregunto, a media luz, con la mano izquierda en la frente y el lápiz en mi mano derecha golpeando la libreta.

Estos han sido días ásperos, que queman el pecho, días que no son color rosa, días en los que respiramos procurando no asfixiarnos, días donde es más fácil tirar la toalla empapada de rabia, de impotencia, días donde la desesperanza posa desnuda como una prostituta que mueve las caderas sobre la mesa y te invita con el dedo índice a bailar con ella. Son, sin duda, los días más duros de nuestras vidas, días en los que debemos blindar nuestras almas y hacerlas almas de hierro.

¿Vivir contigo sería un consuelo? ¿Y si nos queremos siempre sin miedo, todos los días, derrochando amor con nuestros corazones buenos? ¿Nos permitimos un frenesí incondicional en nuestras vidas? —me pregunto mirando por entre la ventana el horizonte oscuro de la noche y la taza de café tibio acurrucada en mis manos.

Sé que hay lágrimas que saben a tristeza y que en el camino buscamos las estrellas más brillantes en el cielo para no perder la esperanza, esa luz en el camino que nos permita avanzar con temores e incertidumbres, pero avanzar sin retroceder, con valentía, con coraje.

¿Me permites ser tu acompañante enamorado así no nos podamos ver como quisiéramos, así no podamos acariciarnos piel con piel, así, de vez en cuando, pueda esconderme de tus brazos? —te pregunto ideándote sobre mis piernas, sentados en el sofá.

En mis brazos [firmo con sangre sobre piedra], siempre que quieras, tendrás refugio cuando tu lluvia sea más intensa. ¿Me permites ser el sol que te despierte cada mañana? —te pregunto.

Siempre tuyo…


🍂 Pluma: Leonardo Bruzual Vásquez

2.da edición: 26 de abril, 2019.


INSPIRACIÓN

Inspirado en la canción «Alma», escrito por un tal Eduardo Murguia, junto a un tal Juan Fonseca y otro tal Mauricio de Arriaga, para la telenovela «Alma de hierro».
Escúchala aquí la canción Alma, del playlist de #AmorEnHD
⬇️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *