«pata sucia» y su significado en América | Adictos al Español

Seguramente cuando escuchas «pata sucia» viene a tu mente, si eres latinoamericano, los pies encharcados, mugrientos, curtidos o renegridos de una persona andrajosa, «pata en el suelo» (pobre, de la calle, que no tiene dinero) o que estuviera haciendo, descalza, alguna labor.

Versión móvil Bruzualizar. Mensaje
Sigue este paso y disfruta de una mejor versión de Bruzualizar.com

Este, por qué no, pudiera ser una connotación que se le dé a esta locución adjetiva. Pero ¿cuál es el real significado de pata sucia? En esta edición de Las palabras de la abuela de Adictos al Español, te diremos para qué se utiliza esta expresión.

El sentido o significado de esta locución que planteamos al inicio no está recogido, textualmente, en el Diccionario de americanismos (Damer) de la Asociación de Academias de la Lengua Española (Asale), ni en el DLE (Diccionario de la lengua española).

Sin embargo, el Damer puntualiza que, en Cuba, el significado de «pata sucia» hace referencia a una ‘persona grosera o digna de desprecio’.

Asimismo, puede funcionar como un sustantivo (nombre dado a las cosas), o como adjetivo (para describir, calificar esas cosas).

Es una expresión popular y cultural para los cubanos y se usa de manera despectiva, peyorativa, es decir, nada grata, ofensiva, burlesca.

Ejemplos de oraciones con «pata sucia»

¿Cuántos de ustedes caminan con calcetines (o «medias» como le dicen en Venezuela) de color blanco por toda la casa o departamento hasta que se ennegrecen o se tornan «negras» por «pulir el piso con las medias», como diría la abuela?

pata sucia, obra de Andrea Din Don
Pata sucia, un obra de la artista plástico Andrea «Din Don». | Foto: cortesía Dindonism

Aquí cabría perfectamente un ¡Mire, mijo, vaya a ponerse los zapatos o quítese esas medias, que ya tiene las patas sucias! [inserta el alarido de la abuela].

No obstante, para muchos cubanos unos ejemplos de la locución adjetiva «pata sucia» en una frase u oración (con el significado de la Asale), podrían ser de la siguiente manera:

  • Qué pata sucia el hombre que le pegue a su mujer. Aquí estaría funcionando como sustantivo.
  • ¡Respéteme, pata sucia! En esta exclamación, igualmente, se le habla a una persona que ha podido ser agresiva con su verbo o falta de respeto.
  • Niños atrevidos y patas sucias. Aquí funge como adjetivo, describe cómo son esos niños, en este caso, atrevidos y «groseros».

Significado de «pata»

Apostamos que al escuchar o leer «pata», el significado que se te grafica en la mente son los miembros de un animal.

Hay un sinnúmero de americanismos formados con la palabra «pata». Cerca de 90 entradas. Muchas de ellas causan comicidad, risa, por parecer insólitas o tontas.

Desde ser «pata caliente» (callejero, o que le gusta andar en la calle en vez de estar en casa), hasta ser «pata loca» (para los chilenos, aquella ‘persona que tiene tendencia a ir a gran velocidad cuando conduce’, son algunos ejemplos.

Más ejemplos en América

Por ejemplo, «pata de plancha», también en Cuba, es una ‘persona con los pies planos’.

Para los chilenos y uruguayos, si una persona tiene «una pata en el cajón», es porque está cercana ‘a la vejez, la muerte o a una enfermedad grave’. ¡Ah, caramba!


  • ¿Cómo se escribe: corajudo o corajido? Resuelve esa duda aquí

En Venezuela, utilizan «a pata de mingo» para referirse a aquello queda o está ‘muy cerca’. Veámoslo así: El club queda a pata de mingo de la playa. O, por ejemplo: ¡No iré porque eso no queda a pata de mingo!; es decir, no es cercano o «ahí mismito», o sea: «ahí mismitico» (usado muy de forma muy popular).

La locución adverbial «a pata limpia», en cambio, hace referencia a estar o andar ‘con los pies descalzos’, para los colombianos.

Por otra parte, para los hondureños, una persona puede estar hasta la pata cuando es notable su ‘estado de embriaguez’. Aunque también para los hondureños y muchos latinos, (algo) «hasta la pata», es eso que está lleno, hasta el tope, ‘a rebosar’, como indica el Damer.

En Adictos al Español, esperamos que este artículo no sea «otra pata que le nace al cojo» (como dicen en Colombia); es decir, no sea ‘otra nueva dificultad para las que ya existen’ en el castellano.

¡Comenta y comparte con tus amistades! ¡Hazte fanático de nuestra página en Facebook > Adictos al Español!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *