Crónicas Cruzadas en el Metro de Caracas | La corrupción hizo metástasis en Venezuela

publicado en: Crónicas cruzadas | 0

En el sobre color mostaza se lee: “calle Andorra”. Lo sostiene un hombre de estatura baja, quizás un metro sesenta. Piel encarrujada, escasos vellos en los brazos. Un poco más de sesenta años. Desgastada, su camisa azul oscura atravesada por líneas rojas. Desgastada y sucia, su boina de tela con líneas cruzadas blancas y grises. Desgastados “jeans”, azul desgastado, pálido azul. Desgastados y rotos zapatos deportivos, negros, con remiendos. ✍️ Pluma: Leonardo Bruzual Vásquez |||

Una mujer sin cabello, bolso muy grande colgado del hombro derecho. Lentes negros muy oscuros, como de soldador. Blusa de flores. Pantalón holgado. Miraba arriba, a los lados, abajo, a los lados otra vez. Sonrisa desgastada.

A un paso del hombre sostenido del tubo superior del vagón, distante de la mujer con algunas manchas en el cuero cabelludo, pensaba Noel Odra: «El cáncer y la corrupción son la misma enfermedad: uno, carcome a la persona; otro, hace metástasis en toda una nación. Y el cordón que los une puede ser tan corto como las tres personas que separan a un hombre y una mujer que no se conocen».

La vida le dibujó aquella escena a Odra entre las estaciones Chacao y Chacaíto del convulsionado y agonizante Metro de Caracas.
cronicas cruzadas-corrupcion y cancer_metro de caracas.jpg


📌 Apostillado:

Un olor rancio a pasillos de hospital sucios, de ropa vieja y mal lavada, viajaba en forma de vaho dentro del vagón chirriante. Se inyectaba en la nariz y le hacía arrugar el rostro a Noel Odra aquel 13 de abril 2018.

La piel encarrujada del hombre y las ganas de vivir de la mujer que luchaba con esta enfermedad trajo a la de Noel Odra aquella anciana de cabello color cemento que también luchaba por llevar un bocado de comida a casa en la avenida San Juan Bosco de Altamira, en Caracas. ¿Se le habrá apagado por fin la voz tenue a la pobre viejucha?, pensó Noel.

#CronicasCruzadasLBV 🔀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *