Crean ‘app’ para buscar obras de arte robadas por los nazis: Polonia

 

El Ministerio de Cultura de Polonia ha creado una app de los móviles para buscar “a lo largo y ancho del globo obras de arte robadas por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial”, informa este viernes ABC. || Polonia, 13 de mayo, 2016. | Leonardo Bruzual Vásquez 

La aplicación gratuita se llama ArtSherlock y lo que hace es constatar imágenes tomadas por la terminal con la base de datos de arte robado del Ministerio polaco, que reúne unas 63.000 obras desaparecidas de museos y colecciones privadas durante la invasión nazi y que no han vuelto a aparecer.

Tiene una versión en polaco y en inglés para que quienes la descarguen sean los nuevos “detectives” y apoyar esta iniciativa que desde hace rato el gobierno de ese país vienen tras la pista, pero el proyecto tiene la intención de contar con ayuda de la ciudadanía, reseña el portal.

La idea no es solamente tener una oportunidad de “cazar” obras robadas, sino también es una gran oportunidad para muchos propietarios de aclarar el origen de los cuadros, comentó el ministro polaco de Cultura, Pitor Glinski.

ABC destaca que “más del 70 % del patrimonio artístico polaco fue confiscado por el nazismo durante la II Guerra Mundial. Existe una página web —elaborada por el FBI y en colaboración con el Ministerio de Cultura polaco— dirigida a posibles compradores de arte, que les permite comprobar si una obra concreta fue robada durante el conflicto”.

A pesar de ello, ni siquiera el FBI cuenta con una red de agentes como la que aspira tener ArtSherlock a través de los teléfonos móviles de voluntarios de todo el mundo.


Esta información realizada para el Correo del Orinoco. Origen ABC.

Venezuela “tendrá un papel importante” en exploración espacial en el futuro inmediato

Educacion Espacial_ABAE_ 1er encuentro de investigacion social y educacion espacial
Cano informó que en el evento participaron 18 ponentes, uno de ellos representante de la Unesco en Venezuela | Foto: AVN

Leonardo Bruzual Vásquez


El satélite Simón Bolívar cumplirá ocho años en órbita, desde su lanzamiento el 29 de octubre de 2008. Más de 600 infocentros de todo el país navegan por internet gracias al Venasat-1, su nombre técnico. 60 % de su capacidad está destinada a la educación y 40 % a telecomunicaciones para la industria petrolera, las bases fronterizas de la Fuerza Armada y para el funcionamiento de Movilnet y Cantv.

Estas son algunos de los logros y bondades que tiene este satélite geoestacionario (permanecen fijos en un mismo punto), informó el director de la Agencia Bolivariana para las Actividades Espaciales (Abae), Víctor Cano, en el I Encuentro de Investigación Social y Educación Espacial, celebrado el miércoles en el aeropuerto Complejo Tecnológico Simón Rodríguez, Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda, en La Carlota, Caracas, y que culmina este jueves.

El norte de este encuentro que contará con 18 ponentes (uno de ellos representa a la Unesco) es “dar a conocer todo el desarrollo de la tecnología espacial venezolana” y que los estudiantes lo ponga en práctica en las aulas, tanto en primaria, bachillerato y universidades, y así “en el futuro tener personas capacitadas en esta área”, explicó Cano.

El objetivo final, agregó, es que las escuelas y universidades se apropien del uso de la tecnología espacial en sus unidades educativas lo que ya hacen con  internet de las canaimitas, gracias al Bolívar, o con las imágenes del planeta que brinda el satélite Miranda (VRSS-1), lanzado el 28 de septiembre de 2012.

Satélite Miranda y Sucre

Cano mencionó que con este evento se quiere proyectar la potencialidad del satélite de observación Miranda (que se mantiene en movimiento), para que los estudiantes venezolanos usen las imágenes que este ofrece, a fin de tener “un amplio conocimiento de su entorno geográfico”.

Con Miranda (VRSS-1), un satélite de “sensores remotos”, cuya función es tomar fotos del planeta tierra, los instituciones y los estudiantes pueden conocer cuáles son los riesgos potenciales de las casas de estudio, dónde están las zonas de evacuación en caso de un desastre, las zonas recreativas y aquellas para preservar el ambiente.

Para septiembre de 2017, señaló el presidente de la Abae, Venezuela pondrá en órbita el satélite Antonio José de Sucre (VRSS-2), diseñado por venezolanos en conjunto con ingenieros chinos, y que tiene año y medio en construcción.

Esta nave también de observación como el Miranda (que tiene vida útil hasta esa fecha), aseguró Cano, “va a permitir la continuidad del plan espacial venezolano (2013-2019)”, siempre pensando en darle un “uso pacífico al espacio extraterrestre por parte del Gobierno”.

Reconocimiento internacional

Venezuela es miembro del Comité para Usos Pacíficos del Espacio Extra atmosférico de Naciones Unidas (Copous, por sus siglas en inglés) y esta comunidad internacional la ha reconocido “como uno de los países emergentes en tecnología especial”, indicó Cano.

Al mismo tiempo, comentó que “muchos países se sorprenden que en menos de 10 años Venezuela cuenta con dos satélites en órbita, operado por venezolanos”, y en los cuales participa talento criollo en su desarrollo y diseño.

Además, dijo, que a finales del año pasado, Venezuela se convirtió en el país 16 en formar parte de la Carta de las Naciones Unidas (Charter) para aporta imágenes en casos de desastres y otros sucesos mundiales.

Venasat-1 tiene su vida útil durante siete años más aproximadamente, y aunque llegue a su final esto no significa que se apagará o dejará de funcionar, explicó Cano. Luego de que haya cumplido su misión primordial con el país y todo el cono sur americano, se prevé que su trabajo lo ejecute el satélite Guaicaipuro, nombre que se tiene en mente para un nuevo proyecto que estaría presentándose en 2019, adelantó el presidente de la Abae.

Educacion Espacial_ABAE_estudiantes de la Unefa
Estudiantes de Ingeniería Aeronáutica y afines de la Unefa conocieron de cerca los avances en materia espacial | Foto: Héctor Rattia

Esta información fue un trabajo realizado para el Correo del Orinoco